Bienvenido al sitio del Instituto Mexicano de la Juventud

Propone IMJUVE soluciones para la empleabilidad en los jóvenes

propone IMJUVE soluciones para la empleabilidad juvenil

propone IMJUVE soluciones para la empleabilidad juvenil
  1. Miguel Ángel Carreón Sánchez, Director General del Instituto Mexicano de la Juventud; Crystal Tovar Aragón, Diputada Federal, y Víctor García Vilchis, Director General de Estudios Sociodemográficos y Prospectiva de la Conapo
  2. José Luis Olivares, diputado Federal; Nancy Núñez del Instituto Mexicano de la Juventud del DF; Crystal Tovar Aragón, Diputada Federal; Víctor García de la Conapo y Miguel Ángel Carreón del IMJUVE
  3. Jóvenes participaron en el Foro Nacional “Retos y Perspectivas de las Juventudes en México” por una Agenda Legislativa
  4. En la sesión de preguntas y respuestas, los jóvenes presentaron sus propuestas
  5. En la sesión de preguntas y respuestas, los jóvenes presentaron sus propuestas
  6. Durante la presentación Perspectiva de las Juventudes en México, los jóvenes estuvieron atentos a las ponencias en el Auditorio Sur de la Cámara de Diputados


  • Pide Miguel Ángel Carreón que se vislumbren los beneficios que traería consigo la Reforma Laboral 

En el marco del Foro Nacional "Retos y Perspectivas de las Juventudes en México. Por una agenda legislativa incluyente" Miguel Ángel Carreón Sánchez, Director General del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), presentó los ocho factores clave para la empleabilidad juvenil, con el objetivo de atacar dicho problema entre los jóvenes.

Dado que la urgencia de crear empleos de calidad para ellos es visible en todos los rincones del mundo, el titular del IMJUVE aseguró que México debe ratificar las reformas estructurales para lograrlo; con lo cual instó a los Diputados para que aprueben la Reforma Laboral que los jóvenes necesitan.

Durante su exposición en el Palacio Legislativo de San Lázaro, Carreón Sánchez pidió que se vislumbren los beneficios que traería consigo la Reforma Laboral entre ellos abatir el mal que aqueja a la juventud: el desempleo, pues rompería el círculo vicioso donde los jóvenes no tienen empleo porque no tienen experiencia.

Comentó que no se debe desperdiciar el bono demográfico con el que cuenta México, ya que el 55 por ciento de la población es joven y por lo tanto se debe procurar un espacio tanto educativo como laboral para que ellos logren trayectorias exitosas de vida.

Aseguró que en el IMJUVE se pilotean y se acercan las oportunidades a los jóvenes, por ello invitó a los jóvenes a que conozcan el portal www.conmigobierno.mx en donde encontrarán las ofertas que el Gobierno Federal tiene en salud, educación y empleo.

“Al adquirir experiencia como Director del IMJUVE me he dado cuenta que hay muchos factores que inciden en la empleabilidad de los jóvenes y por eso estoy aquí, para presentárselos”. Hizo énfasis el titular respecto a esta problemática y se dispuso a enunciar dichos puntos.

OCHO FACTORES CLAVE PARA LA EMPLEABILIDAD JUVENIL

1. Debe combatirse la falta de información sobre las oportunidades que hoy existen para los jóvenes desde el gobierno, la iniciativa privada y las organizaciones de la sociedad civil. En ocasiones los jóvenes no saben a dónde acudir para encontrar información básica que les permita tomar decisiones sobre su futuro. Debemos asegurarnos que esas oportunidades se conozcan entre los jóvenes que las necesitan.

2. Incrementar las habilidades para la empleabilidad desde los planes de estudio. Muchos jóvenes no consiguen trabajo porque se les solicita un curriculum vitae cuando no lo tienen. ¿Y por qué no tienen? Porque no saben hacerlo, dado que nadie en algún momento les mostró la mejor forma de hacer uno. Asimismo, en ocasiones desconocen la forma adecuada para presentarse a una entrevista de trabajo y cómo desenvolverse en ésta para incrementar sus posibilidades de obtener el empleo.

3. Es necesario redoblar el esfuerzo para reducir la brecha entre competencias educativas de los jóvenes y demanda de los distintos sectores económicos. Esto obligaría a los jóvenes a conocer qué están demandando las empresas que buscan contratarlos para definir una carrera profesional con mayores posibilidades de desenvolverse exitosamente. Además, haría más dinámicos a los sectores económicos, pues contaría con capital humano capacitado y de alto nivel.

4. Se requiere un marco legal más flexible y adecuado a las necesidades actuales de empleabilidad de los jóvenes. Es necesario que las leyes adopten nuevos esquemas de empleabilidad: contratos flexibles, contratación de jóvenes a prueba para entrenamiento inicial y por temporadas, certidumbre legal para el trabajador y el empleador, así como una clara definición de la relación entre la empresa y el sujeto en la compañía.

5. La transición de la vida estudiantil a la inclusión en el mercado laboral tiene que ser más tersa. En muchos casos a los jóvenes se les exige un certificado de estudios para trabajar y una vez adquirido surge otra exigencia (no contemplada) respecto a la experiencia laboral. Debe existir mayor coordinación entre los bachilleratos y las universidades con el sector privado para encontrar cuáles son sus necesidades respecto de los jóvenes y hacer este transe más suave. Desde los gobiernos es necesario hacer una valoración sobre la competencia y ventaja comparativa de las regiones del país para saber cuáles son las áreas de oportunidad de cada una y dónde pueden desarrollar empleo en el futuro. Tiene que generarse una agenda en conjunto entre los sectores educativo y productivo.

6. Promover la cultura del emprendimiento desde las escuelas en grados iniciales. Al respecto, es necesario acotar que no todos los jóvenes nacieron para ser emprendedores. Para sobrellevar un negocio privado o un proyecto social se requiere conocimiento, pero fundamentalmente vocación. Por lo tanto es necesario hacerlo en los primero años de la educación para identificar a tiempo a los jóvenes que tienen vocación emprendedora y encausarlos desde edades tempranas. ¿Quién mejor para generar empleo para los jóvenes que los propios jóvenes?

7. El manejo de las finanzas personales de los jóvenes debe ser una prioridad. La juventud mexicana está en posibilidad de desarrollar una conciencia financiera que le permita definir cómo le conviene emplear los recursos financieros de los que dispone. Es indispensable enseñar a los jóvenes a invertir su dinero inteligentemente.

8. La juventud mexicana debe pasar de la cultura del crédito a la cultura del ahorro. Diversos estudios demuestran que los jóvenes no están habituados a ahorrar y mayoritariamente desconfían del sistema bancario. Además de que el ahorro trae grandes beneficios, puesto que permite el logro de metas así como anticiparse a los imprevistos, se hace fundamental promoverlo en aras de soportar el sistema de seguridad social cuando el bono demográfico vea su ocaso en las próximas décadas.

· Ante lo expuesto, se hace evidente que se requiere que la juventud cada día sea más un asunto de Estado; una política de Estado, sobre todo en los países como México que goza de un bono demográfico. Asimismo, se hace latente la urgencia de trabajar en una agenda transversal común en favor de los jóvenes y su desarrollo educativo y profesional. De igual manera es urgente que nuestros jóvenes se concienticen y se responsabilicen de diseñar y participar del futuro que desean, siendo arquitectos e ingenieros de sus propios destinos. La moneda está en el aire. El tiempo es ahora.

México, Distrito Federal, 08 de noviembre de 2012

IMJUVE / Boletín 082/ 2012

---OOO---

Última modificación:
2012-Noviembre-08 18:23